El pastor aleman y sus enfermedades hereditarias

El pastor aleman y sus enfermedades hereditarias, se puede llegar a saber averiguando el historial de este animal, que es el lugar donde venden estas mascotas. Estos profesionales están capacitados para daros toda la información necesaria a vuestra dudas.

El Pastor Alemán es una raza canina muy común y requerida por su comportamiento, inteligencia, capacidad de aprendizaje y entrenamiento; además son alegres, juguetones, muy guardianes, y una excelente compañía para los niños.

El pastor aleman y sus enfermedades hereditarias

El pastor aleman y sus enfermedades hereditarias

Es una raza muy bella, pero como otras razas más, el pastor alemán puede sufrir displasia de cadera ó coxofemoral. Esta enfermedad es fundamentalmente hereditaria, es decir, genética, por lo que al adquirir un Pastor Alemán es recomendable exigir el certificado de libre de displasia, este es el modo de controlar que su línea genética no haya padecido displacía y por donde nuestro ejemplar tampoco la haya heredado.

La displacía coxofemoral en el pastor aleman es progresiva y degenerativa, afecta a los huesos y articulaciones de la zona de la cadera, que por deformaciones y desgastes provocan tensiones y malos esfuerzos, pueden inducir luxaciones, ruptura de ligamentos y un gran deterioro de las articulaciones. La displasia de cadera se da en diferentes grados según su avance ó complicación.

Además de los factores genéticos, son predisponentes a generar displasia la alimentación, el exceso de peso, demasiado ejercicio físico y cuestiones de índole hormonales. Los síntomas que sugieren una displasia son: dificultad para subir escaleras, correr, sentarse en forma de esfinge, sostener determinadas posiciones, principalmente luego después de ejercitarse, cojera, mal temperamento, palpitaciones, dificultad para levantarse, calambres, entre otros.

El tratamiento dependerá del grado de displasia y de la edad de nuestro perro. Es importante controlarlo frecuentemente con el médico veterinario y seguir algunos consejos para prevenir la displacía. Ayuda a tu perro a mantener el peso ideal para que su estructura ósea no sufra daños, ejercítalo lo suficiente, proporciónale un lugar de descanso cálido, donde el frio no le afecte. Si hay displasia en un grado bajo, un profesional puede administrarle suplementos, inyectables, antiinflamatorios son esteroides, entre otras cosas. Y si es muy grave, se procederá a cirugías, hasta el reemplazo de la cadera.

pastor aleman con esteroides, foto otitis en pastores alemanes, perros pastor aleman con niños,

Déjanos tus comentarios