Porque gruñe un perro

Porque gruñe un perro. Un perro que gruñe no es necesariamente agresivo, pero podría llegar a serio si descubre que este comportamiento es útil para obtener lo que quiere o para alcanzar sus metas.

La mayor parte de los perros gruñen por inseguridad o por miedo, aunque también los hay que lo hacen para comunicar una incomodidad o para amenazar.

porque gruñe un perro

porque gruñe un perro

Porque gruñe un perro

Es probable que un cierto perro sienta la necesidad de alejarse de lo que le preocupa o defenderse de cualquier cosa o persona. Podría usar este comportamiento para intimidar a quien tiene delante, para avisarle de que va a proteger la posición social que ha conseguido, para defender a sus cachorros, a otros perros o cualquier otra cosa que considere importante, como su propietario, el territorio, la comida, un objeto.

Sin embargo, también existe el gruñido “de juego”, cuando el perro está excitado, por ejemplo si está haciendo un “tira y afloja”. Por último, hay perros que parecen gruñir, pero en realidad sólo muestran los dientes en lo que parece una “sonrisa”, en señal de amistad y para nada agresiva, que en este caso nace de la imitación del comportamiento humano.

Cuando el que gruñe es nuestro perro.

¿Cómo debemos comportarnos si nuestro perro nos gruñe? En primer lugar, no hay que regañarle ni castigarle, o de lo contrario la próxima vez pasará directamente al mordisco sin que nos avise con el gruñido. El propietario debe comprender el malestar de su perro y comportarse en consecuencia. Hay que entender cuáles son los motivos que hacen que gruña y actuar sobre el problema, quizá con la ayuda de un educador canino profesional. Tambien te puede interesar un articulo anterior donde ya tratamos como parar a un perro agresivo

Cuando el que gruñe es otro perro.

En cambio, ¿cómo debemos comportarnos cuando el que gruñe es un perro al que no conocemos? Hay que dejarle tranquilo, aunque se trate de un perro pequeño que no nos asusta (por la escasa envergadura de su eventual mordisco). No hay que empeorar la situación mirándolo fijamente a los ojos (para los perros es un reto), gritando o haciendo movimientos bruscos, ni debemos caminar hacia él, sino que debemos permanecer quietos o, si es posible, alejarnos lentamente sin darle la espalda y sin correr en ningún momento.

Como hemos visto es muy variable el porque gruñe un perro, y los motivos pueden ser muy distintos, por lo que debemos de aprender a identificar esta actitud en nuestra mascota.

perro gruñendo, perros gruñendo, imagenes de perros gruñendo a otro perro,

Déjanos tus comentarios